El periodo de prueba es el tiempo concertado entre trabajador y el empresario, mediante el cual el empresario comprueba si el trabajador tiene la capacidad necesaria para desempeñar el puesto de trabajo asignado.

Límites a la extinción

Durante el periodo de prueba cualquiera de las partes puede extinguir la relación sin necesidad de previo aviso, sin indemnización y sin alegar justa causa. Existe un límite en la extinción fijado por el Tribunal Constitucional, no puede estar fundada en razones discriminatorias o que vulnere derechos fundamentales.

Aspectos formales

El pacto de prueba debe constar por escrito. El acuerdo escrito ha de proceder o ser simultáneo al comienzo de la ejecución del contrato, el posterior es nulo.
Según el Tribunal Supremo tampoco se presume la existencia del periodo de prueba cuando el convenio colectivo aplicable lo haya previsto de forma genérica. Es condición sine qua non que conste por escrito.
Se prohibe el periodo de prueba en la relación laboral especial de residencia para la formación de especialistas de Ciencias de la Salud.

Duración del periodo de prueba

En cuanto a la duración del periodo de prueba, se estará a la establecida en los convenios colectivos. En defecto de convenio colectivo, la duración del periodo de prueba no podrá exceder de 6 meses para los técnicos titulados, ni de 2 meses para los demás trabajadores. En las empresas de menos de 25 trabajadores el período de prueba no podrá exceder de 3 meses para los trabajadores que no sean técnicos titulados.

Contrato indefinido de apoyo a emprendedores

Sin embargo con la aprobación de la reforma laboral, se impone un período de prueba de un año para el contrato por tiempo indefinido de apoyo a los emprendedores. Ante los recursos de inconstitucionalidad presentados, el Tribunal Constitucional dicto sentencia avalando la duración del periodo de prueba para la referida nueva modalidad contractual alegando la atípica situación coyuntural de crisis, haciendo atractiva la contratación indefinida permitiendo analizar al empresario la sostenibilidad económica del nuevo puesto de trabajo, haciendo hincapié también en las restrictivas condiciones para su aplicación. Ver noticia de Expansión.

Régimen jurídico

Haciendo su análisis de su régimen jurídico no podrá concertarse cuando el trabajador haya desempeñado las mismas funciones con anterioridad en la empresa, bajo cualquier modalidad contractual ni tampoco cuando el contrato de trabajo haya sido precedido de un contrato para la formación y el aprendizaje o de prácticas.
El trabajador tendrá los derechos y obligaciones correspondientes al puesto de trabajo que desempeñe como si fuera de la plantilla.
En el caso de superar el periodo de prueba, se producen 3 consecuencias:
1.- Desaparece la provisionalidad.
2.- El periodo de prueba se computa como período de antiguedad.
3.- El empresario no puede despedir por la causa objetiva: ineptitud del trabajador. conocida o sobrevenida con posterioridad a su colocación efectiva en la empresa.