En la negociación del convenio colectivo intervienen la parte empresarial, asumiendo dicho posición un solo empresario o una asociación de empresarios y una parte trabajadora a través de sus representantes, bien representantes sindicales o representación unitaria a través de los Comités de empresa o delegados de personal.

Ámbitos del convenio

Las partes son las encargadas de negociar la llamada unidad de negociación del convenio colectivo, es decir el conjunto de relaciones de trabajo que van a constituir su ámbito de aplicación. Para determinar la unidad de negociación se combinarán los criterios funcional (ámbito inferior a la empresa, empresa o ámbito superior a la empresa), criterio territorial (local, comarcal, provincial, interprovincial, de comunidad autónoma, estatal) y un criterio personal que desde una perspectiva individual delimita las relaciones laborales que se van a ver reguladas por el convenio.

 Modos de concluir la negociación

La negociación del convenio colectivo puede terminar de dos formas:

Sin acuerdo, por lo tanto sin convenio colectivo, nos encontraremos en una situación de conflicto económico o de intereses que podrá ser encauzado por iniciativa de una de las partes, a través del procedimiento de conflicto colectivo.

Durante las negociaciones para la renovación de un convenio colectivo, si no hay pacto en contrario, se mantendrá su vigencia, si bien hay que tener en cuenta que aquellas cláusulas convencionales por las que se hubiera renunciado a la huelga durante la vigencia del convenio decaerán a partir de su denuncia.

Mediante acuerdos interprofesionales de ámbito estatal o autonómico, se deberán establecer procedimientos para solventar de manera efectiva las discrepancias existentes tras el transcurso del procedimiento de negociación sin alcanzarse un acuerdo, incluido el compromiso previo de someter las discrepancias a un arbitraje, en cuyo caso el laudo arbitral se considerará a todos los efectos como un convenio colectivo.

Cambios introducidos por la Reforma Laboral

El presidente de la Comisión consultiva de convenios colectivos nos desgrana los objetivos que el legislador estableció reformando el marco regulador del mercado laboral.

Procedimiento para la negociación colectiva

Tras la entrada en vigor de la reforma laboral en el ano 2012 se produce una importante modificación en el articulado del Estatuto, poniendo fin a la prorroga indefinida de los convenios colectivos, la llamada ultraactividad de los convenios. Transcurrido un ano desde la denuncia del convenio colectivo sin que se haya acordado un nuevo convenio o dictado un laudo arbitral, aquél perderá, salvo pacto en contrario, vigencia y se aplicará, si lo hubiere, el convenio colectivo de ámbito superior que fuera de aplicación.

El siguiente link es ilustrativo de las consecuencias que ocasiona para los trabajadores la citada reforma

Por otra parte y considerada como terminación normal, el procedimiento de negociación puede terminar con acuerdo. El acuerdo deberá constar en un documento escrito, en caso contrario se sancionará con la nulidad del mismo.