No es admisible una libertad total del empresario para que este pueda modificar de forma unilateral las condiciones de trabajo. El estatuto exige justa causa como presupuesto de la medida adoptada.

La dirección de la empresa podrá acordar modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo cuando existan probadas razones económicas, técnicas, organizativas o de producción.
A la pregunta de que se considera modificaciones sustanciales, el Estatuto nos señala las que afecten a las siguientes materias:

Jornada de trabajo

Horario y distribución del tiempo de trabajo

Régimen de trabajo a turnos.

Sistemas de remuneración y cuantía salarial.

Sistema de trabajo y rendimiento.

Funciones, cuando excedan de los límites que para la movilidad funcional prevé el artículo 39 de esta ley.

Las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo podrán afectar a las condiciones reconocidas a los trabajadores en el contrato de trabajo, en acuerdos o pactos colectivos o disfrutadas por estos en virtud de una decisión unilateral del empresario de efectos colectivos.

Conviene destacar que la conversión de un trabajo a tiempo completo en un trabajo a tiempo parcial y viceversa tendrá en cualquier caso carácter voluntario para el trabajador y no se podrá imponer de forma unilateral o como consecuencia de una modificación sustancial de las condiciones de trabajo.

Clases

Modificación de condiciones establecidas en un convenio colectivo estatutario.

Se deberá realizar conforme a lo establecido en el artículo 82.3 del ET. Este artículo establece que cuando concurran causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, por acuerdo entre la empresa y los representantes de los trabajadores legitimados para negociar un convenio conforme a lo establecido en el artículo 87.1, se podrá proceder, previo desarrollo de un período de consultas a inaplicar en la empresa las condiciones de trabajo previstas e en el convenio colectivo aplicable, sea este de sector o de empresa, que afecten a las siguientes materias:

Jornada de trabajo.
Horario y la distribución del tiempo de trabajo.
Régimen de trabajo a turnos.
Sistema de remuneración y cuantía salarial.
Sistema de trabajo y rendimiento.
Funciones, cuando excedan de los límites previstos para la movilidad funcional.
Mejoras voluntarias de la acción protectora de la Seguridad Social.

Modificación de carácter colectivo

Se considera de carácter colectivo la modificación que, en un período de 90 días, afecte al menos a:

10 trabajadores, en las empresas que ocupen menos de 100 trabajadores.
El 10% del número de trabajadores de la empresa en aquellas que ocupen entre 100 y 300 trabajadores.
30 trabajadores en las empresas que ocupen más de 300 trabajadores.

Modificación individual

Se considera de carácter individual la modificación que, en el periodo de 90 días, no alcance los umbrales señalados para las modificaciones colectivas.
La decisión de modificación sustancial de condiciones de trabajo de carácter individual deberá ser notificada por el empresario al trabajador afectado y a sus representantes legales con una antelación mínima de 15 días a la fecha de su efectividad.
Si el trabajador resultase perjudicado por la modificación sustancial tendrá derecho a rescindir su contrato y percibir una indemnización de 20 días de salario por año de servicio prorrateándose por meses los periodos inferiores a un año y con un máximo de 9 meses.
El trabajador que no habiendo optado por la rescisión del contrato no muestre conformidad con la decisión empresarial podrá impugnarla ante la jurisdicción social. La sentencia declarará la modificación justificada o injustificada y, en éste último caso, reconocerá el derecho del trabajador a ser repuesto en sus anteriores condiciones de trabajo.

 Modificación en concurso

Son aquellas modificaciones pretendidas una vez presentada ante el juez de lo mercantil, la solicitud de la declaración de concurso, la cual se transmitirá ante este por las reglas señaladas en la Ley Concursal.