La doble escala salarial se define como la desigualdad retributiva fundada en la fecha de ingreso en la empresa. Aplicando el principio de igualdad del artículo 14 de la Constitución Española, la jurisprudencia ha entendido que la desigualdad por razón de la fecha de ingreso en la empresa no es motivo suficiente para acepar una desigualdad retributiva. Establecer una diferencia de retribución por un dato tan inconsistente como es la fecha de contratación rompe el equilibrio de la relación entre retribución y trabajo respecto de determinados trabajadores sobre los que se quiebra el principio de igualdad. De este modo, el Tribunal Supremo establece que es necesaria una razón extra que justifique una doble escala salarial puesto que no es posible aceptar una desigualdad retributiva solamente con fundamento en la fecha de ingreso en la empresa.

Dentro de estas razones extra el Tribunal Supremo ha considerado que los derechos consolidados de los trabajadores anteriores en la aplicación de la nueva tabla salarial son motivo suficiente para justificar esta diferencia retributiva. En este mismo sentido se pronunció el Tribunal Constitucional señalando que lo realmente reprochable desde la perspectiva a la igualdad es que se establezca un complemento de antigüedad para el futuro de modo distinto para dos colectivos de trabajadores y que se haga exclusivamente en función de la fecha de ingreso en la empresa sin perjuicio de que se respeten las percepciones consolidadas.

De esta manera, el propio TC acepta que se respeten las percepciones consolidadas por los trabajadores que actualmente se encuentren en la empresa, permitiendo con ello que éstos tengan mejor salario que sus compañeros de nuevo ingreso, los cuales solamente percibirán lo establecido en el nuevo convenio reformado.

¿Qué se entiende por derechos consolidados?

Respondiendo a la pregunta que se entiende por derechos consolidados, una primera aproximación nos lo puede dar el término derechos adquiridos.  Cabe destacar que los derechos creados por convenio colectivo sólo están vigentes durante el tiempo de vigencia del propio convenio, por ello no pueden crearse derechos adquiridos con posterioridad a la vigencia del convenio, ya que éstos derechos existirán sólo durante la vigencia del convenio. Sin embargo el Tribunal Supremo señala que los derechos adquiridos son justificación suficiente para admitir una doble escala salarial, siguiendo la anterior jurisprudencia sobre los derechos consolidados.

Por otra parte, los derechos consolidados se pueden referir a las expectativas que tienen los trabajadores de no ver reducido su salario, comparando con los trabajadores de nuevo ingreso que carecen de esa expectativa. Sin embargo reiterada jurisprudencia admite que en un nuevo convenio colectivo se puede llevar a cabo una disminución de las condiciones salariales de un convenio colectivo, por lo que las legítimas expectativas de los trabajadores no pueden suponer un obstáculo o condicionar a la hora de establecer las nuevas condiciones salariales.