Tal y como figura en su regulación normativa los planes de pensiones definen el derecho de las personas a cuyo favor se constituyen a percibir rentas o capitales por jubilación, supervivencia, viudedad, orfandad o invalidez, las obligaciones de contribución a los mismos, así como las reglas de constitución y funcionamiento del patrimonio que al cumplimiento de los derechos que reconoce ha de afectarse.

En cuanto a su constitución, es de carácter voluntario por lo que sus prestaciones no serán, en ningún caso, sustitutivas de las preceptivas en el régimen correspondiente de la Seguridad Social, teniendo, en consecuencia, carácter privado y complementario o no de aquéllas.

Modalidades

Sistema de EMPLEO: corresponde a los planes cuyo promotor sea cualquier entidad, corporación, sociedad o empresa y cuyos partícipes sean los empleados de los mismos. La condición de partícipes también podrá extenderse a los socios trabajadores y de trabajo en los planes de empleo promovidos en el ámbito de las sociedades cooperativas y laborales, en los términos que reglamentariamente se prevean.

Asimismo, el empresario individual que emplee trabajadores en virtud de relación laboral podrá promover un plan de pensiones del sistema de empleo en interés de éstos, en el que también podrá figurar como partícipe.

Varias empresas o entidades podrán promover conjuntamente un plan de pensiones de empleo en el que podrán instrumentar los compromisos susceptibles de ser cubiertos por el mismo.

Sistema ASOCIADO: corresponde a planes cuyo promotor o promotores sean cualesquiera asociaciones o sindicatos, siendo los partícipes sus asociados, miembros o afiliados.

Sistema INDIVIDUAL: corresponde a planes cuyo promotor son una o varias entidades de carácter financiero y cuyos partícipes son cualesquiera personas físicas.

En razón de las obligaciones estipuladas, los planes de pensiones se ajustarán a las modalidades siguientes:

a) Planes de prestación definida, en los que se define como objeto la cuantía de las prestaciones a percibir por los beneficiarios.

b) Planes de aportación definida, en los que el objeto definido es la cuantía de las contribuciones de los promotores y, en su caso, de los partícipes al plan.

c) Planes mixtos, cuyo objeto es, simultáneamente, la cuantía de la prestación y la cuantía de la contribución.

Los planes de los sistemas de empleo y asociados podrán ser de cualquiera de las tres modalidades anteriores y los del sistema individual sólo de la modalidad de aportación definida.

Cambios normativos relevantes

A partir del 1 de enero de 2016 han entrado en vigor algunas novedades en lo tocante a la fiscalidad de los planes de pensiones, destacando como relevantes:

  1. Se reducen los límites de aportación. El límite queda fijado en la menor de estas cantidades: 8.000 euros o el 30% de los ingresos del trabajo y actividades económicas independienteente de la edad del partícipe, eliminando la anterior distinción de mayor y menor de 50 años.
  2. Se amplía a 2.500 euros el límite de aportación a favor del cónyuge, siempre que éste tenga rentas inferiores a 8.000 euros anuales.
  3. Se introduce la posibilidad de rescatar aportaciones de planes de pensiones con una antigüedad mínima de 10 años a contar desde 1 de enero de 2015, por lo que los primero rescates podrían realizarse a partir de 1 de enero de 2025.
  4. Se reducen los tramos y tipos marginales del IRPF.
  5. Hay modificaciones en los tramos del IRPF de la Base Imponible del ahorro. Los tramos van de 0 a 6000 euros, de 6001 a 50000 y más de 50000 euros. Los tipos para 2016 se reducen un 0,5%.
  6. Se mantiene el régimen transitorio, por el cual se puede aplicar una reducción del 40% en el rescate en forma de capital de aportaciones anteriores a 31/12/2007

Tributación

A la hora de rescatar un plan de pensiones, con independencia de la contingencia las prestaciones del plan de pensiones tributan como rendimiento del trabajo en el IRPF.

En el caso de que el rescate del plan de pensiones haya sido por fallecimiento, el  beneficiarios estará obligado a tributar por las cantidades percibidas en el IRPF, quedando exento del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Los contribuyentes que hayan realizado aportaciones al plan de pensiones antes del 31 de Diciembre de 2006, tendrán en cuenta que:

  • Si la prestación se recibe en forma de renta, se considerará como renta del trabajo.
  • Si la prestación se recibe en un solo cobro (capital) las prestaciones derivadas de las aportaciones realizadas hasta 31 de Diciembre de 2006, quedan exentas de tributación el 40% y por tanto, sólo tributa el 60% de esa cantidad.

El resto de las prestaciones realizadas a partir del 1 de Enero de 2007 no tienen beneficio fiscal cuando se rescata, sea cual sea la contingencia.

Señalar la peculiaridad del País Vasco, que se convierte en la única comunidad autónoma que mantiene la reducción del 40% para las rentas percibidas en forma de capital de un plan de pensiones.

Aprovecho para recomendar uno de los Máster más relevantes en la materia de la prestigiosa escuela de negocios ESADE, reconocida como la quinta mejor escuela de negocios de Europa por el diario británico Financial Times. ESADE Law School