Base de cotización, tipo de cotización  y cuota

La cotización a la Seguridad Social se realiza en función de unas bases y unos tipos de cotización.

La base de cotización se determina en base a la remuneración percibida por el trabajador. Sobre esa base de cotización se aplica un porcentaje denominado tipo de cotización. Como resultado de esa operación se obtiene la cuota.

Las bases y los tipos de cotización a la Seguridad Social se establecen cada año en la Ley de Presupuestos Generales del Estado, diferenciando dos tipos de bases de cotización: por contingencias comunes y por contingencias profesionales (accidentes de trabajo y enfermedades profesionales).

Exclusiones a la base de cotización 

Las exclusiones a la base de cotización son las siguientes:

Las dietas y asignaciones para gasto de viaje, gastos de locomoción, cuando correspondan a desplazamientos del trabajador fuera de su centro habitual de trabajo para realizar el mismo en lugar distinto, así como los pluses de transporte urbano y de distancia, por desplazamientos del trabajador desde su residencia al centro habitual de trabajo.

Las indemnizaciones por fallecimiento y las correspondientes a traslados, suspensiones, despidos y ceses.

Las prestaciones de la Seguridad Social, mejoras y las asignaciones asistenciales s concedidas por las empresas. Se considera como asignaciones asistenciales: la entrega a los trabajadores en activo, de forma gratuita o por precio inferior al normal de mercado de acciones o participaciones de la propia empresa o de empresas del grupo de sociedades, en la parte que no exceda de 12000 euros anuales; las cantidades destinadas a satisfacer gastos de estudios del trabajador para actualización, capacitación o reciclaje de su personal, cuando vengan exigidos por el desarrollo de sus actividades o las características de los puestos de trabajo; la entrega de productos a precios rebajados que se realicen en cantinas o comedores de empresa o economatos de carácter social; las primas o cuotas satisfechas por el empresario en virtud de contrato de seguro de accidente laboral, enfermedad profesional, o de responsabilidad civil del trabajador; la prestación del servicio de educación a los hijos de sus empleados, con carácter gratuito o por precio inferior al normal del mercado; aquellas otras asignaciones que expresamente se establezcan por ley.

Las horas extraordinarias, salvo para la cotización por accidente de trabajo y enfermedad profesional y sin perjuicio de la cotización adicional. No obstante, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social tiene la facultad para establecer el cómputo de las horas extraordinarias en la determinación de la base de cotización por contingencias comunes, ya sea con carácter general o ya por sectores laborales en los que la prolongación de la jornada sea característica de la actividad.

Ultima modificación en el articulo 109 LGSS.

Tras la última modificación llevada a cabo mediante el Decreto-ley 20/2012 se ha derogado tres de las exclusiones que se contemplaban históricamente, pasando a incluirse en la base de cotización como son: las cantidades que se abonen en concepto de quebranto de moneda, las indemnizaciones por desgaste de útiles o herramientas y adquisición y mantenimiento de prendas de trabajo, cuando tales gastos sean efectivamente realizados por el trabajador y sean los normales de tales útiles o prendas, los productos en especie concedidos voluntariamente por las empresas y las percepciones por matrimonio.