Tipos de excedencias. Excedencia Forzosa

Pasaremos analizar la excedencia forzosa y voluntaria. En cuanto a la excedencia forzosa se concederá por la designación o elección de un cargo público que imposibilite la asistencia al trabajo. Según la jurisprudencia del Tribunal Supremo se refiere al cargo político cuyo acceso se puede producir por dos vías, bien por elección popular, bien por designación de la autoridad competente. No resulta necesaria una imposibilidad total, bastando con que alcance más del 20% de las horas laborales en un período de 3 meses. Se incluye dentro de esta situación el desempeño de funciones sindicales de ámbito provincial o superior.

Como cualquier causa de suspensión sus efectos son la exoneración de las obligaciones recíprocas de trabajar y remunerar el trabajo.

El excedente forzoso conserva el puesto de trabajo debiendo solicitar el reingreso dentro del mes siguiente al cese en el cargo público y tiene derecho a que el periodo de excelencia se le compute a efectos de antigüedad.

La incomparecencia del excedente forzoso en el plazo de reincorporación tendrá los efectos de abandono o dimisión. En el supuesto de no ser readmitido tendrá derecho además de la correspondiente indemnización por despido, a los salarios que hubiese debido percibir en concepto de indemnización de daños y perjuicios, presumiéndose causados salvo que exista prueba en contrario.

Situación radicalmente distinta es el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal, previsto como un permiso en el art 37 del ET, por lo tanto retribuido, a diferencias de las suspensiones, que no lo son. Por otra parte, se trata de un deber inexcusable, por lo tanto irrenunciable, mientras que el cargo público es renunciable.

Excedencia voluntaria

El derecho le otorga al trabajador la posibilidad de suspender el contrato de trabajo, la excedencia, cesando su prestación laboral y la correspondiente obligación del empresario de retribución, es decir, queda la relación laboral “congelada”. No resulta necesario que el trabajador alegue causa, pudiendo solicitarla para desarrollar otro trabajo, según reiterada jursiprudencia.

Para evitar su ejercicio abusivo se imponen unos límites. Pueden solicitarla los trabajadores con al menos una antigüedad en la empresa de un año y en el caso de que ya disfrutara de uno anterior, son precisos 4 años desde el final de la anterior excedencia, para poder ejercitar este nuevo derecho. Los límites temporales son un máximo de 5 años y un mínimo de permanencia en la misma de 4 meses.

La excedencia voluntaria otorga únicamente un derecho preferente al reingreso en vacante de igual o similar categoría a la suya que hubiera o se produjera en la empresa, sin que exista, por tanto, reserva de puesto de trabajo.

Casuística más frecuente

En la práctica la mayoría de las empresas se muestran muy reacias a reincorporar trabajadores en excedencia. En estos casos diferenciamos dos situaciones. La primera tiene lugar cuando el empresario se niega a reincorporar al trabajador pese a existir vacante adecuada, desencadenando todos los efectos de un despido improcedente.

La segunda situación, más habitual, cuando el empresario alega que no hay vacantes del grupo profesional del trabajador, correspondiendo a éste si tiene noticia de la existencia de vacante, la demanda, ya que en ese momento empieza a correr la prescripción.

Posibilidad de pactar excedencia voluntaria con reserva

Pueden existir también excelencias voluntarias con reserva de puesto de trabajo establecido mediante pacto colectivo, cuyas condiciones y régimen serán los que allí se prevean.

Una diferencia destacable con respecto a la excelencia forzosa es que la voluntaria no acumula antigüedad durante la misma.

Posición de los trabajadores

Por estos motivos, los trabajadores miran esta figura de la excelencia con cierta cautela ante la muy probable dificultad de recuperar su puesto de trabajo. Es frecuente pedirla al cambiar de puesto de trabajo, para mantener el anterior en “reserva”, en el caso de que el nuevo no cumpla sus expectativas.