En la fase de Due Diligence de cualquier proceso de compraventa se llevan a cabo investigaciones de varias áreas. Todas ellas son áreas relevantes sobre las que el potencial comprador debe asegurarse de disponer el máximo de información posible para estar en condiciones de tomar la decisión adecuada en una transacción.
Las diferentes áreas que deben analizarse en un proceso de Due Diligence son el área Fiscal, el área Legal, Laboral y en menor medida el área Medioambiental y el área de Prevención de Riesgos Laborales.

Due Diligence Laboral. Objetivos

La función principal de una Due Diligence Laboral es obtener un análisis de la política laboral seguida por la compañía, fijándose como objetivos :

Analizar el cumplimiento de la normativa vigente en materia laboral y de Seguros Sociales, evaluar y cuantificar las continencias que se puedan derivar de cualquier cumplimiento.

Revisar el proceso de contratación. Algunos aspectos en los que se prestará especial atención : identificar si puede haber abuso o fraude en la contratación temporal, entender si hay ambigüedades no reconocidas, identificar blindajes, pactos especiales, revisar la normativa de contratación de minusválidos, revisar premios u otros compromisos devengados por los trabajadores (vinculación, antigüedad, permanencia) u otros establecidos por convenio colectivo.

Revisar la política retributiva revisando la retribución fija, la retribución variable, retribución en especie, mejoras sociales, abono de parte de la retribución en concepto de gastos y dietas

Evaluar el cumplimiento de la normativa en cuanto a seguros sociales revisando la cotización, accidentes de trabajo, impacto de las retribuciones variables como bonos a la dirección, incentivos al equipo de ventas en los seguros sociales.

Identificación de otros aspectos con impacto a nivel laboral como los litigios pendientes, atrasos salariales, indemnizaciones pendientes de pago, actas de Inspección de Trabajo, Prevención de riesgos laborales, existencia de representantes..

Procedimientos de análisis

Una vez fijados los objetivos, los procedimientos de análisis para ser completos deberán incluir los siguientes aspectos :

Revisar los procesos de contratación, analizando las condiciones laborales de la empresa, para ello es preciso realizar :

Un análisis de las modalidades contractuales de los trabajadores y altos directivos, incluyendo la jornada (ordinaria o parcial) y el plazo (fijo, indefinido, por proyecto).

Verificar el grado de ajuste a la normativa de los contratos incluyendo la revisión de la formalización, documentación, integridad, cálculo, temporalidad y correcto disfrute de las bonificaciones…

Revisión de cualquier tipo de contrato o pacto relacionado con cualquier aspecto laboral (indemnizaciones, antigüedad, permisos, festivos anuales, reajustes, préstamos, anticipos, plazo, formación, confidencialidad, exclusividad de servicios, prohibición de trabajo postcontractual, horas extras, turnos..)

Análisis de las condiciones de prestación de servicios y subcontratación, así como las prestaciones de servicios de personas naturales ( reemplazos, alumnos de práctica). Analizar cumplimiento de la normativa laboral vigente en materia de subcontratación.

Evaluar las prestaciones de servicios realizadas por parte de los accionistas.

Análisis de las retribuciones de los empleados

Revisión de la razonabilidad de condiciones salariales ( fijas y variables ) . Comparación con la industria y con convenios o acuerdos sindicales o sectoriales.
Comparación con prácticas y condiciones de mercado. Evaluación de las contingencias, reclamaciones probables, reajustes previsibles, tanto en lo referente a beneficios como a cotizaciones sociales.

Análisis de los compromisos sociales

La revisión de la situación de cumplimiento de compromisos en materia de seguros sociales incluye:

Cuantificación de contigencias por cotización indebida, formalización, documentación..

Análisis de la composición de la base para la cotización de Seguros Sociales, Impuestos y Seguros obligatorios y optativos (conceptos salariales y extrasalariales, horas extraordinarias, gratificación, bonos de desempeño, bonos alimentación, bonos de traslado y demás conceptos aplicables ).

Órganos de representación de los trabajadores

Verificación de la composición de los órganos de representación de los trabajadores ( sindicatos, comités paritarios, comités bipartitos)
Evaluación sobre si los pactos de empresa o convenios colectivos se ajustan a la normativa entendiendo la razonabilidad de las obligaciones contraídas.

Revisión de finiquitos

En el caso de haberse producido se deben analizar las modalidades de finiquito evaluando si los cálculos se ajustan a la normativa. En este proceso se deben tratar la formalización, documentación, integridad, cálculo, temporalidad y cualquier otro aspecto relevante.

Procedimientos administrativos y judiciales

Se deben analizar los procesos en curso evaluando responsabilidades que puedan derivarse.

Seguridad

Los procedimientos de seguridad, sanidad, higiene, condiciones físicas del lugar de trabajo deben ajustares a la reglamentación en materia de Orden, Higiene y Seguridad.

Es importante que exista una comunicación fluida entre los equipos Laboral y Financiero para poder maximizar la calidad de las conclusiones obtenidas en ambas áreas e identificar todos los aspectos relevantes.