Colaboración obligatoria: concepto

La colaboración obligatoria consiste en el pago por las empresa a sus trabajadores, a cargo de la entidad gestora o colaboradora, de las prestaciones económicas, compensándose su importe en la liquidación de las cotizaciones sociales que aquella deba de ingresar. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social podrá suspender o dejar sin efecto la colaboración obligatoria cuando la empresa incumpla las obligaciones establecidas, según la reciente variación introducida en la ley de presupuestos generales del Estado del ano 2014.

Tendrán carácter obligatorio las formas de colaboración previstas en el articulo 77.1 LGSS, consistentes en el pago por delegación de las prestaciones económicas correspondientes a las siguientes situaciones y contingencias.

  1. Incapacidad temporal y desempleo.
  2. Las demás qu en su caso puedan determinarse reglamentariamente.

Las indicadas formas de colaboración serán obligatorias para todas las empresas, cualquiera que sea el número de trabajadores empleados, si bien su alcance podrá reducirse en los supuestos y términos establecidos.

La colaboración obligatoria comprenderá el pago por la empresa a sus trabajadores de las siguientes prestaciones por delegación de la respectiva entidad obligada:

Prestación económica por incapacidad temporal derivada de accidente de trabajo o enfermedad profesional.

Prestación económica por incapacidad temporal derivada de enfermeda común o accidente no laboral.

Prestación por desempleo parcial, como consecuencia de la reducción de jornada laboral o de los días de trabajo, debidamente autorizada por la Autoridad Laboral competente.

Excepción a la obligatoriedad

Las empresas que empleen menos de 10 trabajadores y lleven más de seis meses consecutivos pagando a alguno de ellos una prestación económica por incapacidad temporal, cualquiera que sea su causa, podrán trasladar en cualquier momento la obligación del pago directo de la misma al INSS, en su caso, Mutua de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social, por cuya delegación lo viniesen efectuando.

Reintegración del coste asumido

Las empresas se reintegrarán de las cantidades satisfechas a sus trabajadores, descontándolas del importe de las liquidaciones que han de efectuar para el ingreso de las cuotas de Seguridad Social que corresponden al mismo periodo que las prestaciones satisfechas.